Atentos a la Roya

Atentos ante la Roya

Ante las posibles condiciones favorables para la proliferación de la roya de la soja en la presente campaña, el Ing. Agr. Wilfrido Morel, fitopatólogo y coordinador de la Mesa de la Roya, realiza una serie de recomendaciones para el manejo adecuado de la enfermedad de la Roya en el cultivo de soja.

Recomendaciones para el manejo de la Roya soja

Atendiendo que el ciclo del cultivo de la soja en la presente campaña está atrasado, en comparación a los años anteriores, y que las perspectivas climáticas indican que habrán lluvias permanentes en los próximos meses siguientes, se espera que el cultivo de la soja cumpla el ciclo fenológico de forma normal y que haya una condición favorable para la incidencia de las enfermedades, especialmente para la aparición de la roya soja.

Considerando la información emitida por el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE), sobre la presencia de roya en plantas guachas de soja, en áreas de producción comercial, significa que la fuente de inóculo está presente en el lugar donde se establece el cultivo en general. Esto predispone a una infección dentro de un determinado ciclo evolutivo de la soja.

Ante este escenario, recomendamos al productor que esté atento y no bajar la guardia, ya que esta es una situación de alerta, porque hay plantas guachas de soja en el campo, con incidencia de roya.

Entonces, tenemos el hospedante que es la soja y el patógeno en la planta guacha de soja, con los cuales lo único que faltaría es la condición climática favorable para que ocurra la infección primaria en los lotes del cultivo. A partir de esta infección primaria va a ocurrir la secundaria y así sucesivamente, atendiendo que la roya es un patógeno policíclico, cuyo ciclo biológico va de 10 a 15 días máximo, con la cual varias generaciones van a ir completando durante el ciclo de la soja.

El primer punto que debe tener en cuenta es el monitoreo constante y permanente del cultivo. Esta es la recomendación más indicada para definir la presencia de las enfermedades en el lugar y especialmente cuando entra el cultivo en la etapa crítica, que consideramos es a partir de la prefloración para adelante y todo el ciclo reproductivo.

Es fundamental hacer el manejo correspondiente, que en este caso empieza por las aplicaciones preventivas de fungicidas. Es primordialmente importante hacerlo antes del cierre de las hileras, de tal manera a colocar el producto fungicida en el tercio inferior de la planta, para proteger así a las hojas bajeras, porque la roya se va a iniciar en ese punto de la planta.

Por otro lado, debemos destacar la importancia de preservar las herramientas de control químico que se tiene, para eso es necesario:

  • Rotar los modos de acción de los fungicidas.
  • Incorporar siempre en las aplicaciones los fungicidas denominados multisitios o protectores, para evitar la resistencia del patógeno a los ingredientes activos que hoy día se tiene para el cultivo de la soja, y para manejar la diversidad de poblaciones que tiene la roya.
  • Se debe enfatizar el uso variedades resistentes, que es un elemento de manejo sumamente importante y económico para el productor, ya que de esa manera vamos a minimizar el uso de fungicidas. Igualmente, es importante recordar que cuando se siembran variedades resistentes, no significa dejar de usar fungicidas. En el plan de manejo de estas variedades también se debe incorporar el uso de fungicidas, porque tenemos que preservar la herencia genética de esas variedades resistentes. También pueden aparecer las enfermedades de fin de ciclo (Cercospora kikuchii), que es sumamente importante en el cultivo de soja, y que pueda generar también pérdidas económicas considerables en la producción.
  • En el empleo de la tecnología de aplicación, es fundamental considerar el caudal, los picos de pulverización, cobertura de gotas por centímetros cuadrados y horarios de aplicación, ya que todas estas suman para que el productor pueda tener un buen resultado en el manejo de la roya de la soja.

Conclusión

Es fundamental considerar todas las herramientas disponibles y las buenas prácticas para el manejo de la roya, ya que con esta enfermedad no se puede especular, pudiendo ser una sorpresa muy negativa al productor y teniendo en cuenta el potencial de daño para el cultivo.

Sobre la Mesa de la Roya

La Mesa de la Roya es un grupo de trabajo integrado por la Unión de Gremios de la Producción (UGP), la Cámara de Fitosanitarios y Fertilizantes (CAFYF), SENAVE, Proyecto Paisajes de Producción Verde-Commodities Sustentables coordinado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO), Centro Tecnológico Agropecuario del Paraguay (CETAPAR), La Federación de Cooperativas de la Producción (FECOPROD), Cooperativas Colonias Unidas, la Asociación de Productores de Soja, Oleaginosas y Cereales del Paraguay (APS), Federación de la Siembra Directa para una Agricultura Sustentable (FEPASIDIAS), Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (CAPECO).

Miembros